Dos explicaciones para un mismo proyecto (II): Texto aclaratorio

Argentina, Sudamérica.

Un anhelo anclado en la infancia, en donde penetran nuestras raíces más profundas; un anhelo, además, cien mil veces postergado a través de excusas más o menos creativas, y alimentado constantemente por diversos estímulos externos.

Sigue leyendo

Anuncios

30 de diciembre; Nathaniel

Un saxofón nocturno

en pleno 30 de diciembre,

flotando entre nuestras ubicaciones distantes,

fluctuando entre montañas

y llanos.

Como islas ambulantes,

pasos errantes.

C’mon, mama!

Llueven del techo de la habitación

tenues números cambiantes…

Es un saxofón nocturno

en pleno 30 de diciembre,

y Mirko a mi lado,

y más allá, el celoso Francisco.

Por no hablar

del mono de ojos brillantes

y su aterrador aullido

que abraza el aire: 23.21.

Y sobre todo,

el sabor de un mango fresco,

que viene de otro poema,

gemelo a este,

un sabor muy dulce

que me llena la boca.

Aromas del verano

que fue.

que es.

que viene.

C’mon, mama!

 

Otros poemas, aquí.

Takk fyrir, Ísland!

Namasté es dar las gracias y reverenciar. Una actitud ante la vida. Hubo un día en que anhelé pisar esta tierra con todas mis fuerzas. Y se me cumplió el deseo. Más tarde, quise volver, y también ocurrió. Me marcho de nuevo después de pasar más de mil días en Islandia, tras conocer espíritus increíbles y adquirir unos aprendizajes invalorables, con el corazón lleno de gratitud e inclinándome ante esta isla de hielo y fuego que es, sin duda, mi casa: heima; me marcho, con la certeza de que mis pies volverán a pisar Islandia. El universo proveerá. Mientras tanto, salud y revolución para todos!

Namasté is to thank and venerate. An attitude towards life. It was a time in which I wished to step on this land, with all my might. And it was given to me. Later, I wished to come back, and it happened. Now I leave again after more than one thousand days in Iceland, after meeting amazing spirits and acquiring unvalued learnings, the heart full of gratitude and venerating this land of ice and fire that is, for sure, my home: heima; I leave convinced that my feet will step on Iceland again, one day. Universe will provide. In the meanwhile, bless and revolution for all of us!