Cuando lees un clásico y es una birria (El guardián entre el centeno, J. D. Sallinger)

Esta vez me ha pasado con El guardián entre el centeno, de J. D. Sallinger, pero lo cierto es que ocurre muchas veces. Te desvías quizá de tus apetencias personales en favor de un continuo aprendizaje literario (al menos en mi caso, supongo que también en el de otros escritores), y te llevas una buena decepción. A veces es culpa de uno mismo, no de la obra en concreto. Me ha pasado por incapacidad (e impaciencia) con el Ulises de Joyce; y por desidia con Crimen y castigo, de Dostievski (este lo terminé, al contrario que el primero). Pero, en el caso que me ocupa, sinceramente creo que la obra de Sallinger es una birria. En favor de Sallinger debo decir, sin embargo, que venía de leerme a Bolaño y a Saramago, y claro, mi mente se había acostumbrado a lo excelso. Pero aun con esa excusa, El guardián entre el centeno me ha parecido de narrativa pobre, argumento más bien vacuo y, para colmo (y esto no es culpa del autor), la edición tenía bastantes erratas (Austral editorial, ya les vale). Lo único que me ha resultado vagamente interesante ha sido el carácter contradictorio de su protagonista, Holden Caulefield. Me gustan los personajes contradictorios porque creo que reflejan perfectamente la naturaleza del ser humano. Por lo demás, reconozco que es un alivio que, al menos, el libro no haya sido un tochazo de mil páginas como ocurre con otros clásicos.

9788420674209

¿Es la fama de El guardián entre el centeno exagerada? ¿Qué es lo que convierte a un libro en clásico y a otro de calidad similar en olvidable? Es cierto que no soy americano ni he estado en América, ni mucho menos en la América de Sallinger, y podría argumentarse que no puedo identificarme con la realidad sobre la que escribe, pero he leído novelas escritas en la misma época, y en previas y posteriores, por autores americanos, y en muchos casos fui atrapado por su prosa o por su idiosincrasia o por ambas (El viejo y el mar, Lolita, En la carretera, son solamente tres ejemplos de obras de la misma década que El guardián entre el centeno). En este caso no ha sido así, y el libro me ha parecido anodino e insulso.

Me pregunto si es cosa mía o si realmente es una obra sobrevalorada.

Por quedarme con algo, me quedo con un fragmento que, para más inri, ni siquiera es obra de Sallinger, sino de un psicoanalista de la época: “Lo que distingue al hombre inmaduro es que aspira a morir noblemente por una causa, mientras que el hombre maduro aspira a vivir humildemente por ella”. Es de un tal Wilhelm Stekel.

Anuncios

4 comentarios en “Cuando lees un clásico y es una birria (El guardián entre el centeno, J. D. Sallinger)

  1. A eso se le llamar no andarse con rodeos y creo que hay que ser muy valiente para hacerlo, como cada vez que hay que nadar a contracorriente. No leí el libro, no puedo opinar, pero voy a seguir tu ejemplo y decir aquí, por escrito, que no pude terminar “Detectives salvajes” de Bolaño… No voy a intentar analizar el porqué ni creo tampoco que haya que buscar un culpable; de todas formas, de haber uno seguro que soy yo. 😦

    Me gusta

    • No sé si es valentía, o hartazgo de que todo el mundo pondere siempre si ha de dar esta opinión o guardársela. No hay inconvenientes en ser sincero y admitir que esa obra, maestra o no, no nos ha gustado, con motivos razonados y también no razonados.
      De hecho, tiendo a identificarme más con autores que en su propia vida tienen ese tipo de actitudes, de decir, me gusta, no me gusta… Cortázar creía que la obra representaba un vínculo entre el creador y el lector, pero un vínculo bidireccional, así que cuando una obra no nos gusta, la culpa también es bidireccional, y compartida 😉

      Le gusta a 1 persona

  2. Pingback: Cuando lees a un desconocido y es una pasada (Perder ciudades, de Hilario J. Rodríguez) | aullando

  3. Pingback: La carrera de los clásicos: El lamento de Portnoy, de Philip Roth | aullando

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s