Si…

si...

Ese si, el si del condicional, es una construcción gramática cruel. Una maldad del lenguaje. Nos aleja del presente para llevarnos a vivir a la fantasía de lo que será o no será. Ese si nos envuelve, y nos olvidamos que hay que vivir el ahora. Y de que lo que hay que olvidar realmente, es el si.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s