Fariña, de Nacho Carretero

descarga

Sobre la lucidez, decía Emil Cioran, martirio permanente, inimaginable proeza. Esa misma lucidez, esa inimaginable proeza, es la que se le podría atribuir a Nacho Carretero, responsable de Fariña, una visión penetrante y profunda del narcotráfico en Galicia. Desde el bagaje de piratas en la costa gallega, siglos ha, hasta los albores del contrabando, pasando por la transformación del fume en fariña, y hasta el día de hoy. La crónica es de una profundidad tal que me pregunto aún ahora cómo lo ha hecho. La respuesta a esta pregunta siempre es fácil con los escritores: con mucho trabajo y sobre todo, paciencia. Pero más allá de la obvia labor periodística, hay algo mucho más valioso en Fariña que la mera enumeración (aparentemente) sin fin de los delitos cometidos en esta tierra y sus causas, pendientes o no, y es en la NECESIDAD de un libro así. Me explico.

Nací hace 31 años en Caldas de Reis, un pueblo pequeño de las Rías Baixas, limítrofe con concellos históricamente salpicados por el narcotráfico como Vilagarcía de Arousa y Vilanova de Arousa. Mi propio pueblo de origen es citado varias veces a lo largo de las páginas de Fariña, normalmente asociado a ajustes de cuentas (un cadáver baleado y quemado arrojado a una cuneta, por ejemplo), y lo cierto es que he crecido a lo largo de los ochenta (infancia) y los noventa (adolescencia), durante el gran boom del narcotráfico. En mi adolescencia escuché las míticas ofertas de descargar fardos y ganarte doscientas mil pesetas, aunque era algo que se decía en petit comité y como broma (¿era una broma?). Me considero una persona bien informada, al menos dentro de lo posible, y sin embargo, todo lo que Nacho Carretero me ha puesto delante de los ojos me deja con sensación de escalofrío en el cuerpo. Caldas de Reis no es Vilagarcía, Vilanova, Cambados o A Illa de Arousa, pero he vivido suficientemente cerca de todo lo que se cuenta en Fariña, y que, como menciona su autor, se escapa de la visión normal de todos los que no están directamente involucrados, ya sea como madre o padre de un triste toxicómano, o como individuo relacionado con capos y clanes y operaciones. Pone los pelos de punta porque es de TAL envergadura, e incluye tantos niveles de la sociedad (además de los propios delincuentes, decenas de empresarios, políticos, policías, jueces,…), que resulta insólito lo poco consciente que es la población general de ello. Si yo mismo desconocía mucho de lo que Carretero cuenta en Fariña, ¿qué pensará de ello alguien que vive a trescientos o mil kilómetros?

En Fariña he encontrado y reconocido apellidos de gente que conozco. En muchos casos, probablemente se trate de coincidencias. En otros, seguro que no. Hijos, nietos, sobrinos. Tengo un medio amigo de un concello clave en el narcotráfico que siempre contó que sus padres estaban muertos, y cuyos apellidos ahora me sugieren otra cosa. Porque el narco aquí lo salpica todo, de una forma difusa pero penetrante. Acudo cada semana a entrenar a A Illa de Arousa, y puedo decir que jamás he visto la mansión de Marcial Dorado, pero estaba allí, delante de mis ojos. Una vez Carretero te abre los ojos con su afilada Fariña, ves, como el proverbial Lázaro. Comportamientos que jamás habías comprendido, cobran ahora significado. Quizá ese sea el gran valor de Fariña.

Como conclusión, me gustaría decir, en primer lugar, que Fariña debería ser libro de lectura obligada en colegios e institutos de toda Galicia, y en segundo, que alabo el valor de quien se ha atrevido a escribir sobre esto, aun sabiendo cómo se las gastan los capos desde la oscuridad. Porque aunque no lo parezca, siguen cortando el bacalao.

Anuncios

6 comentarios en “Fariña, de Nacho Carretero

  1. Pingback: Un año de libros | aullando

  2. Pingback: Las estadísticas de Aullando (marzo 2016) | aullando

  3. Pingback: Las estadísticas de Aullando (octubre 2016) | aullando

  4. Pingback: Lo más y lo menos (leído) de 2016: 2º | aullando

  5. Pingback: Volveremos, de Noemí López Trujillo y Estefanía S. Vasconcellos | aullando

  6. Pingback: Volveremos, de Noemí López Trujillo y Estefanía S. Vasconcellos | El Herald Post. Noticias y opinión en español.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s