Sal de ahí, ¡ya!

“A veces, mientras camino y me acuerdo de todos esos artesanos y comerciantes que permanecen encerrados en sus establecimientos no sólo toda la mañana, sino la tarde entera, sentados con las piernas cruzadas, como si éstas estuvieran hechas para sentarse y no para estar de pie o andar, pienso que merecen admiración, aunque sólo sea por no haberse suicidado hace ya tiempo.

Yo, que no puedo quedarme en mi habitación ni un solo día sin empezar a corroerme, y que cuando me escabullo para dar un paseo a última hora […] me siento como si hubiese cometido una falta que debiera expiar, confieso que me asombra la resistencia, por no llamarla insensibilidad moral, de mis vecinos, que se confinan en tiendas y oficinas todo el día durante semanas, meses y años. No sé de qué pasta están hechos, ahí sentados, a las tres de la tarde como si fuera medianoche”.

Henry David Thoreau en Un paseo invernal.

russia-95311_960_720

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s