El cuchicheo de las estrellas

Siberia_Banner

“Al oeste de donde dormí la noche siguiente, no muy lejos, está el lugar habitado más frío del planeta. En Oimyakon se ha llegado a registrar una temperatura de 72º bajo cero. Con mucho menos frío se parte el acero, estallan los neumáticos y los alerces sueltan chispas si los toca un hacha. Cuando baja el termómetro, se te hiela el aliento en cristales y cae tintineando al suelo con un ruido que llaman ‘el cuchicheo de las estrellas’.” Extraído de En Siberia, de Colin Thubron.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s