Cuentos leves – XIX

19

Ahora estoy en otra parte, no sabría decir dónde. Lo que sí sé es que todo esto empezó con los terrores nocturnos de mi hijo Dani. El pobre siente terror a ir a la cocina por las noches, porque cree que allí habita un monstruo. A mí esas tonterías de niño siempre me aburren mucho, así que decidí coger el toro por los cuernos, y le dije que sí, que había un monstruo, y me preparé para dar un buen susto y que se enfrentase a sus miedos de una vez. Corría el riesgo de causarle un trauma para el resto de su vida, pero quien no arriesga no gana. Me puse creativo y construí la cabeza de un monstruo ridículo con dos botellas y un batidor de lechuga del IKEA, y lo dejé ahí para que se lo encontrase y la noche lo transformarse en algo aterrador. Y esperé. Pasada medianoche, Dani vino a por su habitual vaso de agua, y al asomarse por la puerta, le di al PLAY de un reproductor que había ocultado dentro del batidor. Se escuchó un gran rugido de león, y Dani echó a correr dando un grito. Y justo en ese momento, por algún motivo oculto en el entramado cuántico de la existencia, algo me transportó al interior del monstruo tan absurdo que había construido. Y el tiempo empezó a pasar rápido y raro. Al amanecer, mi mujer empezó a deambular por el piso, y Dani, con la ayuda de la luz, llegó a la cocina dispuesto a cobrarse su venganza, destruyendo al monstruo y, de paso, a su propio padre. Y así fue cómo llegué a este lugar, donde todo está negro y no hay nada a excepción de un extraño y lejano hilo musical.

 

Lee los demás Cuentos leves aquí.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s