Definición de un mediodía de domingo

Sobre la mesa, una tortilla. Jugosita, como a mí me gusta. En sendas tazas de café, Martini rosado frío. Un ambiente pacífico anidado en el aire, que huele a aceite. En la vibrante pantalla del ordenador, un documental sobre Roberto Bolaño, que María escucha mientras dibuja y yo miro, descubriendo en la mirada del genio el tiempo trascendido. Y mientras miro y el aroma y el rasgar del papel del lápiz, que no deja de ser una forma de agresión celestial, voy recordando los detectives y el futuro.

Y atesoro el momento, que sé que es precioso.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s