Notas para La práctica de lo salvaje, de Gary Snyder

“Como manifestó hace años Claude Lévi-Strauss, las artes son el territorio salvaje que sobrevive en la imaginación, como parques nacionales en el interior de mentes civilizadas”.

“Necesitamos una civilización que pueda convivir entera y creativamente con lo salvaje”.

“Ahora soy como aquel que está sobre una roca, rodeado por un desierto de mar”, Tito Andrónico.

“[…] si no recuperamos el procomún, retomando el compromiso personal, local y comunitario y la implicación directa de la gente en compartir y ser parte del tejido del mundo salvaje, ese mundo continuará replegándose”.

“Todos somos ilegales. Somos nativos y somos errantes. No tenemos país, vivimos en el país. Estamos fuera de la interestatal. La región se opone al régimen, a cualquier régimen. Las regiones son “anárquicas””. Cafard.

“Sin alrededores no hay camino, y sin camino no se llega a la libertad”.

“Las montañas azules caminan constantemente”.

“Me establecí en la Montaña Fría hace tiempo,

parecen haber pasado ya años y años.

Errando libremente, vagabundeo por bosques y arroyos

y me detengo a mirar las cosas en sí mismas.

Los hombres no se aventuran tanto en las montañas,

las nubes blancas se congregan e hinchan.

Los pastos tiernos me sirven de colchón,

el cielo azul es una buena manta.

Feliz con una piedra bajo la cabeza

dejo que cielo y tierra se afanen en sus mudanzas”. Han-Shan

“¿Qué sería lo opuesto del camino? “El no camino”. Fuera del camino, fuera del sendero. Entonces, ¿qué hay fuera del camino? En cierto sentido todo lo demás está fuera del sendero. La implacable complejidad del mundo no está en el sendero marcado, sino en los márgenes”.

“[…] el camino trillado no muestra nada nuevo, y puedes volver a casa con las manos vacías”.

“La visión occidental de las artes minusvalora el aspecto del logro y empuja a la gente a que haga algo nuevo continuamente”.

“El camino perfecto no tiene dificultades; ¡esfuérzate! […] Se nos puede exigir no escatimar una gota de sudor en la intensidad del esfuerzo mientras nos recuerdan que no hay obstáculos en el camino y que incluso el propio esfuerzo nos puede llevar a extraviarnos. El esfuerzo por sí solo puede hacer que se acumule aprendizaje y energía, o se consigan logros formales. La disciplina puede alimentar el talento natural, pero por sí sola no llevará a nadie al territorio del “paseo libre y fácil”. Hay que procurar no ser víctima de la inclinación personal a la autodisciplina y el trabajo duro. Un talento menor puede conducirnos al éxito en nuestro oficio o en los negocios, pero quizá entonces nunca descubramos qué capacidades lúdicas nos habrían dado las mayores alegrías. “Estudiamos el yo para olvidar el yo -dijo Dogen-. Cuando olvidas el yo, eres uno con las diez mil cosas””.

“La persona verdaderamente experimentada, la persona refinada, disfruta con lo corriente”.

“Todo aquel que haya vivido privó de la vida a otros animales, arrancó plantas, recogió frutas y se alimentó. Las culturas primitivas tenían sus propias maneras de tratar de entender el precepto de no dañar. Sabían que privar de la vida requería gratitud y cuidado. No hay muerte que no sea el alimento de alguien. Hay quien entiende esto como una señal de que el universo es esencialmente imperfecto. Esto conduce a una aversión del ser, la humanidad y la naturaleza. Las filosofías del otro mundo acaban haciendo más daño al planeta que el dolor y el sufrimiento presentes en las circunstancias existenciales que pretenden trascender”.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s