Lo que la edad no te deja entender (literatura)

Me aburrió El Aleph de Borges. Tamaño tótem de la literatura moderna. En busca del tiempo perdido me abrumó tanto que ni siquiera lo empecé. Me falta la cárcel, quizá. Sí La broma infinita, y lo terminé, heroicidad absurda, pues no entendí gran cosa. Algún desvelo psicótico, cosas sobre el tenis. Del Ulises casi prefiero no hablar, fracasé dos veces, la segunda meritoria, pero fracaso al fin y al cabo: ¿de qué sirve quedarse en la orilla? Aquí allado me espera El Quijote, altar ibérico universal, versión anotada. Quizá necesite algo de Argentina para caer en él. Voluntad, no me falta. Otros incunables me asustan, la montaña mágica, los arcoíris de gravedad, la gente independiente, las pequeñas obritas que hay que leer mil veces para comprender. Al menos, sé de rayuelas y de soledades, de muertes anunciadas, páramos y carreteras. Pero tanto tanto tanto que me falta. Quizá, en realidad, lo único que me falte sean años, edad para matar la impaciencia, para entender y que la paz de espíritu me permita atravesar esas marañas… quizá.

Anuncios

Un comentario en “Lo que la edad no te deja entender (literatura)

  1. Pingback: Lo que la edad no te deja entender (literatura) – uxiogeno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s