Historias de una válvula: Extraventricular (I)

Cierro los ojos, los abro.

La sensación resulta difícil de describir. Cada vez que lo intento, Joan me mira sin comprender, e incluso yo mismo me pregunto si se me está yendo la olla. Ocurre desde el vientre bajo, algo similar a una ola hormigueante que asciende hasta superar la línea de

mis pezones y el esternón, y luego un poquito más, casi hasta oquedad situada bajo la garganta. A continuación, desciende de golpe hasta detenerse en el diafragma. A la sensación le acompaña un cambio en el ritmo del corazón, como un cambio de compás. Dura poco más de un segundo, y le sigue una sensación física de extrañeza en el pecho. Joan no puede comprenderlo. Perdido, rebusco en webs de dudosa veracidad, algunas en inglés, pero nada consigue ayudarme. Al contrario, mi mente se abruma al tropezarse con términos como muerte súbita, que me hacen sentir leve y moribundo, a un latido del desastre.

Ese verano lo paso aterrorizado.

Las otras Historias de una válvula.

Anuncios

Un comentario en “Historias de una válvula: Extraventricular (I)

  1. Pingback: Historias de una válvula: Extraventricular (I) – uxiogeno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s