la belleza inasible de una mañana nórdica

-4 y tu sonrisa

me pongo las mallas, salgo

al aire frío y limpio

hay tanta luz, restañando sobre las fachadas

pero el barrio vacío,

es temprano

crepitan los mirlos, entre las jaras

mis antebrazos desnudos besan la atmósfera

charcos acristalados

el murmullo de los gatos tras las ventanas

me saludan otros corredores

calma chicha en el mar azul ojo

hierba quemada que revive

las gaviotas descansan el desayuno mirando el horizonte

como yo

y ese horizonte es infinito

mi cuerpo se enfría, se calienta
aire en mis orejas y en mis cejas

sonrío cuando me duele la rodilla

asusto a los gansos

estando

Anuncios

Un comentario en “la belleza inasible de una mañana nórdica

  1. Pingback: la belleza inasible de una mañana nórdica – uxiogeno

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s