Ferskt Mangó

Mango fresco,

en mis labios,

y el avión sale al sol,

la isla se queda atrás:

la misteriosa continuidad

de lo que percibimos.

La tensión se me disuelve,

también el nudo en la garganta,

la exaltación de uno mismo.

Suena Who wants to live

forever.

Tú duermes, bendiga,

y a mí me da por vigilar

al sol…

por si acaso el verano

quisiera extinguirse.

 

Otros poemas, aquí.

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s