Transpacífica

Transpacífica

muere al oeste,

donde muere el sol,

y el sol moría

mientras acariciaba las calles de la Serena.

Luego vendrían las estrellas,

y con mi capucha bajada,

pensaba en las orillas,

en los negros

y en las cruces,

también en las armas

que cargan la fonética pura

(aunque puro no es nada).

Gato que trepa,

perro que lame

(contengo multitudes),

noche que se cierra.

Iba pensando,

en que nadie quiere,

nunca,

que se acabe

la fiesta.

No obstante,

existe belleza

en desafinar.

Tamborileo de dedos,

aullidos mudos

a la luna ausente,

lodos.

Huimos siempre,

pero en verdad

habitamos el mismo espacio.

 

Transpacífica

muere al oeste,

donde muere el sol,

y el sol moría

mientras dejaba caer en el suelo

de aquellas calles de la Serena

miguitas de mi espíritu.

 

Siempre es conveniente

saber volver

a casa.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s