Ligera

Ligera,

como una pluma.

Diciembre: patatas rebozadas

Sigue leyendo

Anuncios

La cresta de esa nube

Teñida de dorado, la cresta de esa nube avanza como la proa de un galeón, arrastrando tras de sí la monumental mole del cuerpo al que pertenece. Hacia el Este, hacia Europa. Quién sabrá qué habitantes contiene todo ese vapor de agua, que palpita sobre la tierra y nos arroja a la cara nieve que es gomaespuma; nos arroja, también, un viento helado y paralizante, que congela los dedos con tan solo una caricia.

Sigue leyendo

El Ascenso (III): My city of ruins

III: My city of ruins

Las callejuelas del cementerio, estrechas y aglutinadas unas a otras como las del casco viejo de una ciudad medieval: oscuras, tétricas, vacías. Pienso, Tierra de huesos. Pareciera que las fachadas de los panteones se inclinan hacia delante, como a punto de caer, impidiendo que la luz se derrame en el interior de esos pasillos húmedos y de extraño olor dulzón. Mi padre no baja del coche. Imaginé el encuentro con la lápida de Sigue leyendo

afórico diciembre

(el último afórico)

  1. Tu sonrisa vistiendo e mundo de Navidad, canija, y mi sonrisa como reflejo de la tuya. Cuento días. Suena Xmas time is here again, de My Morning Jacket. Colgamos fotos. Hablo de chorizos y de mi abuela, que sigue resistiéndose a morir. Para eso hai tempo, decía siempre. Y este, es de sonrisas.
  2. Baño.
  3. Tus lágrimas, en Islandia.
  4. A moment between us: la metafalacia y tu ‘Te toco las pelotas por precisión lingüística’.
  5. Correr merece la pena.

    Sigue leyendo